I Concurso Iniciación F3M Club El Muro, 7 de octubre de 2007

Serían las 8:30. Señalizando la zona reservada a los aeromodelos.

Montaje de la mesa de trofeos y control de emisoras.

Amanece sobre el Poblado de Doña Blanca.

El primer premio, un fantástico kit.

Todavía no lo sabíamos, pero este avión pertenece al que sería campeón del concurso.

¡Qué poca gente!, ¿es que no va a venir nadie?.

Este antepasado de los Ferrari fue detenido por la organización por exceso de velocidad. ¡Hala!, 6 puntos menos.

Montaje de los aeromodelos participantes.

Quitando al de la izquierda que, aunque buen amigo, sobra, quedan el que estaba destinado a ser campeón del concurso y su bella novia.

El equipo de Hobby El Pilar tiene un remolque perfecto para transportar cómodamente estos grandes aeromodelos.

La disposición del equipo y organización de cableado está muy cuidada en este avión.

Poco a poco va llegando gente, ya eran más de las 9.

Dos de los participantes realizando un vuelo de prueba, Pedro a los mandos y Rafael como ayudante para dictarle las maniobras.

Retrato de Rafael y Manuel María.

Pedro realizó un mal aterrizaje, el avión se salió de pista, afortunadamente sin ninguna consecuencia... y como era el vuelo de entrenamiento no perdió puntos.

Esto se empieza a animar.

Alguno se trajo una televisión portátil para ver las carreras de Fórmula 1.

Otro vuelo de entrenamiento.

Ya son más de las 9:30.

¿No decías que querías ganar?, ¡pues dame más parné!.

Lo que Pedro paga sólo alcanza para pipas, evidentemente no está capacitado para ganar esta competición, je, je.

Si es que tantas juergas nocturnas acaban pasando factura... Ya eran las 10 de la mañana.

Los jueces reúnen a los pilotos para realizar un "briefing", reunión informativa sobre la realización de las maniobras y su puntuación.

Mesa de los jueces.

Todos los participantes y acompañantes pudieron degustar un exquisito bocadillo a media mañana. Asimismo, hubo bebida en abundancia para todos los asistentes.

El equipo de Hobby El Pilar se prepara para su primer vuelo.

Magnífico elenco de jueces, Ricardo, Juan y Manuel María.

El participante de Linares, emisora en mano, monitorizando el arranque de su motor.

Despegando...

¡Qué nervios!, yo me fumo el décimo, ¡un día es un día!.

Éste acaba de aterrizar.

Los hermanos Jobacho. Va a volar Miguel.

Un buen despegue.

El controlador de emisoras y frecuencias no paró ni un momento... de estar tumbado, je, je.

Un buen lingotazo de bebida energética ayuda a despejar la mente. ¡Salud, compañero!.

Aproximación para el aterrizaje. Miguel Jobacho a los mandos.

Buen aterrizaje.

Control de emisoras, un poco apretadillo...

Los vuelos de las dos mangas se desenvolvieron con soltura.

Pedro arrancando su aeromodelo.

Preparado para el despegue.

Pues esta barrena de Heineken es mejor que un tonel de Cruzcampo... ¿lo pillas?.

Buen aterrizaje, Pedro. Mucho mejor que el del entrenamiento.

Algunos asistentes montaron un pequeño puesto de venta de segunda mano... pero creo que no hubo suerte. Si ya le decía yo a Juan que bajase el precio, que la gente quiere duros a 3 pesetas...

Andrés Jobacho a los mandos, asistido por su hermano Miguel.

Parece que el piloto tiene cara de estar satisfecho.

Se prepararon dos buenos peroles de comida, uno de arroz caldoso y otro de carne en salsa, ambos para chuparse los dedos.

Monitor de frecuencias en uso, estuvo controlado en todo momento para evitar sorpresas desagradables.

Rafael recogiendo su emisora, poco antes de realizar su vuelo.

Cargando la batería del receptor.

Blas preparando el aeromodelo de su hijo Alejandro.

Esto ya huele que alimenta...

Este motovelero fue una agradable sorpresa. Realizó un vuelo de exhibición una vez finalizado el concurso, realmente espectacular.

Un shockflier también realizó un entretenido vuelo una vez concluido el concurso.

Estos aeromodelos son de lo más divertido que tiene el Aeromodelismo.

El Surprise a punto de despegar.

¡Al aire!, en menos de 5 segundos se había perdido de vista, trepaba en vertical realizando toneles.

Así se presentaba el arroz caldoso, digno de un buen restaurante.

Los jueces se tomaron su tiempo para sumar las puntuaciones, también se tomaron el tiempo de los demás allí presentes, je, je. Para el próximo año ya hemos hablado de usar un ordenador portátil.

Antonio Peinado (nuestro Presidente), preparando la entrega de premios.

Algunos socios del Club El Muro, ¿estarán criticando al fotógrafo porque no les inmortaliza?.

Undécimo clasificado, Enrique Burgos.

Décimo clasificado, Juan Manuel Velázquez.

Noveno clasificado, Jesús Perea.

Octavo clasificado, Melchor Ramírez.

Séptimo clasificado, Miguel Jobacho.

Sexto clasificado, José Manuel García.

Quinto clasificado, Andrés Jobacho. (Por si no lo han notado, nuestro Presidente lo quiere mucho).

Cuarto clasificado, Adrián de Hombre.

Tercer clasificado, Rafael Lobato.

Segundo clasificado, Pedro Aragón.

Y el primer clasificado, que quien haya leído desde el principio ya sabe quién es, no es otro que: ¡ Alejandro Blas !. ¡¡¡ Un hurra para el campeón !!!.

A parte del trofeo, Alejandro se llevó a casa un estupendo kit de un gran aeromodelo, suerte para él que no esté casado todavía, que si no el kit se quedaba en el trastero, je, je.

Ricardo recibió un diploma en agradecimiento por sus labores de juez.

Juan recibió otro diploma en agradecimiento por sus labores de juez.

Y Manuel María también recibió un diploma en agradecimiento por sus labores de juez.

Foto panorámica de todos los participantes.

Otra foto panorámica de todos los participantes, esta vez más de cerca.

 

Esta página se actualizó por última vez el 22 de noviembre de 2007